¿Por qué preferimos la comida basura?

Si lo piensas, verás que la mayoría de las veces que se te presenta la ocasión de comer, la opción recurrente y fácil es la de optar por alimentos grasientos y/o azucarados, con abundancia de sal o incluso la combinación de todos. Y luego toca recurrir a largas horas de gimnasio, batidos de proteína, ayunos y quemagrasas.

También te habrás dado cuenta de que cuando realizas una dieta restrictiva llega un día en que no puedes más y necesitas “darte un capricho”. No debes culparte, ya que es una respuesta natural del organismo porque el sistema nervioso detecta una carencia de glucosa, sal, grasa, etc… y te envía esa señal de que lo necesita.

Y tú te limitas a hacer lo que el cuerpo te pide, lo que a él le gusta. ¿Te suena la expresión? En este  estudio, los científicos de la Universidad McGill (Canadá) explican por qué suceden estas respuestas orgánicas y dan algunas posibles soluciones:

“No hagas dietas, solo come mejor”. La solución para evitarlo es que tu sistema nervioso “esté tranquilo”, sabiendo que no le falta de nada. Es decir, seguir una dieta equilibrada y balanceada en la que realmente sepas que no hay ninguna carencia nutricional, que es la que va a desencadenar el temido efecto rebote y la ansiedad por comer aquello que peor te viene.

Si además eliges un estilo de vida activo, irás viendo como cada vez te resulta más fácil cenar ligero o tomar un tentempié saludable. Tu organismo se habrá adaptado y sabrá que esa opción es la que mejor le conviene.

Lógicamente, una dieta equilibrada no es simplemente “comer de todo y ya está”, sino que debe cubrir todas las necesidades de macronutrientes (hidratos, grasas y proteínas), y micronutrientes (vitaminas y minerales). También la encima debe ser variada, apetecible y con las calorías ajustadas al objetivo, así como distribuidas a lo largo del día de manera adecuada. Por eso es tan complicado y se requieren años de universidad para formarse como nutricionista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *